domingo, febrero 05, 2006

ENNIS DEL MAR ERGO HELLO KITTY

Hollywood siempre nos ofrece una visión idealizada de la vida, además de que están más convencidos cada día, y con razón pienso yo, de que la realidad tal cual ni vende ni emociona. A esta reflexión he llegado tras la gran repercusión que ha tenido en mis reuniones sociales la película de los cowboys gays, muy promocionada por los dominicales de la derecha progre. He oído de todo, desde que si que hay que ver lo retrógrados que eran y siguen siendo los yanquis de la América profunda… Me pregunto yo que esta peña en qué país vive, en el mío parece que no, porque en la época coetánea a la película, aquí existía la ley de vagos y maleantes y los metían en la cárcel, y el año pasado no sé cuantos miles de personas por metro cuadrado se manifestaron en Madrid contra el matrimonio homosexual en apoyo a la familia tradicional... pero bueno, ya sabemos que según EPS los jodíos-putos-yanquis son el demoño!!! "Y Ang Lee retrata ese país de una forma realista que refleja su profundo patetismo y paletería" pfffffffff. Claro, por eso ha escogido como protagonistas a unos actores en cuyos c.v. brillan joyas como “los caballeros que cantan Queen”, “Dawson crece” o “Princesa por sorpresa”. Una de dos, o el realizador ha hilado muy fino y los antecedentes de estos chicos son una metáfora, o simplemente han cogido caras guapas para que vayamos a ver jóvenes fotogénicos al cine, porque aunque sufran mucho, la gente tiene que hacer un menor esfuerzo de abstracción para identificarse con ellos, porque en contra de lo que se piensa, todo el mundo tiene un gran concepto de si mismo. Yo me inclino más por la opción b, aunque he de reconocer que el pasado comercial de estas estrellas genera mi más sincera simpatía y admiración, y cruzaré los dedos para que se lleven un ojcar de justicia frente a gentuza como Philip Seymour Hoffman, en cuyo haber no hay más que pelis delicatessen, la mitad de las cuales ya ni me acuerdo de ellas.

La sarta de estupideces que he tenido que escuchar las dos últimas semanas llegó ayer a su punto álgido. Uno va y me dice que la historia es mega-verídica y que él ha tenido que pasar por el mismo trance de romper con alguien a quien ama por no descubrir su orientación sexual. Yo haciendo mi correspondiente ejercicio de abstracción y tratando de ver las similitudes entre Ennis del mar con su porte de matxote subido al caballo y este chaval, le contesté:
- Mira, no te tomes a mal esto que te voy a decir, pero… tú llevas un broche.
- ¡Es cristal swarovsky!
- A eso me refiero.
- Estás insinuando que soy muy maricón?!!! – agachando la cabeza- Tienes razón, soy muy maricón.



Es ya el segundo que veo este mes y comienza a ser alarmante

2 Comments:

Blogger biógrafo said...

He de decir en favor del novio de Ennis (Jake Gyllenhaal) que protagonizó una película brillante que recomiendo al menos un par de veces al mes (a personas diferentes), Donnie Darko.
Sí, he encontrao tu blog un poco tarde,
un saludo

1:12 p. m.  
Blogger ROXANA said...

jejeje saludos chistoso tu blog

12:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home