martes, enero 24, 2006

EL DEL LETITEST



Como bien es fácil de adivinar por el título, el post de hoy se va a semejar bastante a un episodio de friends, pero en plan cañí. Así que sin más preámbulo os presento a los personajes…

A- Chica súper macizorra, una de cuyas máximas en esta vida es la de no vestirse nunca con nada que esté fabricado para estar por casa. Suyo es el epitafio “Si quieres estar cómoda y calentita, para qué ponerse un chándal de franela y unas pantuflas… basta con subir la calefacción y echarse un foulard de lentejuelas del hacheyeme

L - Típica tía buena, traumatizada por la educación atea se sus padres: “Mi niña no hace la comunión, si la quiere hacer de mayor, cuando ella sea libre para elegir, que la haga, mientras tanto estudiará en un colegio laico”. Si me dieran un euro por cada vez que he escuchado esta tontería… En la vida, no hay nada más saludable que vivir todas las etapas convencionales en el momento que procede. Un niño va al colegio, estudia religión, hace la comunión y cuando llega a mayor se olvida de todo eso de la misma manera en que no se acuerda de los logaritmos y es un poco más feliz. Claro que si tienes la sensación de que te has perdido algo, te obsesionas y acabas en manos de cualquier gurú sacacuartos o diciéndole a tu quiosquero que te guarde los fascículos de la kábala, como de un momento a otro le pasará a L.

T- Santo varón y novio de L

M- O sea, yo.

Interior / día.

Es domingo en la hora de las cañas y nos encontramos en nuestro Central Perk particular, es decir, cualquier cutre bar de La latina lleno hasta los topes y con camareras-actrices que no tienen ni puta idea de tirar una cerveza. A, L, T y M acaban de pedir la primera.

M- Qué genial que conocieras a Phyllida Law. ¿Te hizo la imitación de Lotte Lenya en “Desde Rusia con amor” cuando intenta matar a James Bond con los cuchillos que le salen de los zapatos?

A- Pues no.


M- Pues dicen que lo hace siempre en las reuniones y que te meas de la risa.

A- Bueno, la próxima vez que la vea. le pido que me lo haga

M- Sí, por favor y lo grabas con la video-cámara del móvil.

A- Jo, tengo que contaros una cosa, creo que estoy embarazada
L- Ala tía, pero estás segura?
A- No, y no tengo ni idea de cuanto llevo de retraso, como ya no tomo la píldora no lo controlo. Mirad (sacando una cajita del bolso) me acabo de comprar en la farmacia un test de embarazo.


L- ¿Letitest?!!!!!!!!!
A- Sí, tia, el predictor cuesta una pasta. Este es mucho más barato.
L- Vamos al baño y te lo haces.
A- Pero tía, como me voy a hacer un test de embarazo en el retrete de un bar… es un poco como de llonqui.
L- No seas tonta, tía. ¿No te mueres por enterarte? Además, cuanto antes lo sepas mejor y así no te tomas las cervezas, que es superpalo para el feto. Si bebes alcohol va a nacer con deformaciones.
A- Ok, tía, venga acompáñame.
L- (a T y a M) Sujetadnos los vasos, please.

Durante 10 minutos T y M debaten sobre los efectos del tripi, y la caída de su demanda entre los jóvenes que prefieren otro tipo de drogas. A y L vuelven del baño.

M- ¿Estás?
L- Pues no sabemos, porque aquí dice (señalando el prospecto) que si te sale una raya vertical es que sí, y si se pone rosa es que no. Y nos ha salido una raya horizontal, y no dice nada de rayas horizontales.
M- Déjame leer las instrucciones.



T- ¿Pero lo habéis hecho bien?
L- Tío, es más simple que el mecanismo de un botijo, pues claro que lo hemos hecho bien.
M- Es verdad, no dice nada de rayas horizontales.
A- Yo creo que sí lo estoy, porque salir raya, ha salido una…
L- Tía, vamos a la farmacia y que nos den un predictor, esto es una vergüenza.
M- Decidle a la farmacéutica que os lo descambie.
A- Ala tío, pero que lo he usadoooooo…
M- Y está defectuosoooooo…
L- Sujetadnos las cañas que ahora volvemos.

Durante otros 10 minutos T y M intercambian recetas de sopa castellana. T está a favor de cocinarla con caldo de codillo, pero M prefiere el de pollo. A y L vuelven de la farmacia.

M- ¿Os lo han descambiado?
A- No se lo hemos dicho.
M- En Estados Unidos no solo te devuelven el dinero, también puedes demandar al laboratorio por daños emocionales.
L- Tiene razón, tía. Venga, vamos al baño.
A- No tengo ganas.
L- Pues termínate la cerveza y bajamos.
A- ¿Pero no era mala para el bebé?
L- Hombre, por unaaaaa… y además todavía no sabemos si lo estás. Sujetadnos los vasos.

En esta última bajada al baño, T y M aprovechan para enviar mensajes al resto del grupo que llega con retraso, indicándoles el nombre del bar en el que se han metido.
L- No está embaraza.
A- No estoy.
L- Qué pena.
A- Tía, que no, qué susto, quita quita.
M- ¿Qué jodia mierda el letitest, no?
L- Ya te digo.

Bueno, así acabó la escena y supongo que esto es como lo de la imitación de Rosa Klebb, la mala de james bond, que tiene gracia si lo ves en directo. De todas maneras me apetecía advertir a mis fieles lectores sobre la mala calidad del test de embarazo en cuestión y de que si alguna vez se encuentran con Lady Phyllida, pues no olvideís pedidle que os haga lo de los cuchillos.

Phyllida Law

Lotte Lenya as Rosa Klebb


1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

No se por done coger la historia. Una chica que quiere saber si esta embarazada aprovecha una jornada matinal de domingo para averiguarlo(es lo típico de los domingos por la mañana: rastro, cañas y hacerte la prueba de embarazo). A todo esto sus colegas charlan de drogas y envían mensajes por el móvil??????. Al final resulta que no esta embarazada y ahí queda la cosa. Y si el chisme llega a decir que si? Por el tono que estaba tomando la narración, supongo que hubieran reaccionado pillando una de chopitos, pero eso si, nada de alcohol para la primeriza por supuesto.Me paaaaarto!
V.B

8:19 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home