miércoles, julio 20, 2005

ENTORNO MAC

En contra de lo que muchos podaís pensar, y lo que sea lo que penseís me da igual, ninguno de vosotros me ingresa el sueldo los día uno de cada mes, soy un antisocial de boquilla. Recapitulando os diré que todos los días en el dejcanso salgo cual pardillo con los compañeros al cutre bar de enfrente a tomar un café. Fauna deleznable, entre la que se encuentra un pijo de medio-pelo (veasé Majadahonda), una siniestra de merchandising, un editor de video mega brasas que quiere dar nuevo rumbo a su vida, etc. Ya os los iré dejcribiendo, o no, ya se verá. Bueno, pues mientras yo ejerzo de fumador pasivo en el típico cutre bar de vallecas, en el que solo puedes desayunar un sobao martinez con un café con leche en vaso, me aburro como una ostra mientras me cuentan su vida. Yo tiendo a desconectar y asentir con la cabeza, pa hacerme el majo. Mientras esto sucede, hay dos compañeros que se quedan fuera, con todo el solazo, debajo de un porche, el uno a veinte metros del otro, y con los auriculares puestos. Uno de ellos sale corriendo el primero todos los días para no coincidir con el resto en el vagón del metro, pero nunca lo consigue y tiene que decir hola de muy mala gana, lo que a mis ojos le hace ganar taco puntos. Y el otro es el típico moderno auténtico, con rictus de permanente insatisfacción. Él y yo somos, los que tenemos los mejores ordenatas porque pilotamos entorno mac y le veo aburrirse taco. El primer día le dijo al jefe "yo ya he estado en máquina" (argot que mejor no os aburro explicando) lo que venía a dejar claro que estaba por encima del resto de la txusma, cosa por otra parte nada dificil. Casualmente hoy el pseudo pijo va y me suelta: "joer, nunca se vienen con nosotros, a lo mejor son de los que quieren que vayamos a decirles que se vengan". Yo le he respondido que tenía serias dudas sobre ello, de lo contrario hubiesen dejado en casa el IPOD.

martes, julio 19, 2005

TRAVELING WITHOUT MOVING

De toda la vida, los veranos son épocas donde siempre te acabas juntando con gente de lo más variopinta. Yo este mes de julio estoy conviviendo con monjes y modernos. Mezcla que me va a dar para mucho post. Espero. Bueno, quiero decir que espero escribirlos, porque de que el caviar aflorará cada 5 minutos estoy más que convencido. Hoy he estado de txarleta con el compañero de al lado de mi machintos, un modernillo con peinado a lo liam galaguer, que quiere txanar de barriobajero, pero se pirra por las marcas y se conoce todos los destinos turísticos de la costa española que promociona EPS (tipo Cádiz, Huelva, Almería, sigo?), aunque este año me da que se queda aquí conmigo en el puente de Vallecas, juas. Pues me ha enseñado su tatuaje, sin yo pedriselo, claro, a mí los pearcings y los tatuajes me dan un ajco que te cagas. Y me ha dicho que no era lo que quería hacerse, que lo que le hubiese molao llevar es el icono de Jamiroquai, pero que un colega le dijo que un tatuaje tiene que ser algo más personal y más original (la puta verdá) y que si dentro de diez años al tio ese le da por follarse a niños, pues que ya no le va molar llevarlo. Ahí si que he tenido que quitarle la razón. Y le he contado lo de Johnny deep y su tatuaje de "winona forever", antes de la otra se convirtiese en una mangui. Si todavía lo llevase tendría todo mi respeto y admiración. Vamos, estaría dispuesto a comprarme el deuvedé ese de la peli de los piratas (qué puta mierda de película, lo siento si a alguien le txana). Le he pedido que si se vuelve a tatuarse, que no lo dude. Aunque es solo una hipótesis, hay muy pocas ocasiones de convertirte de veras en "el puto amo".

lunes, julio 18, 2005

¿CÓMO ESTÁN USTEDEEEEEEESSSS?!!!

Desde pequeñito tengo taco de tirria a los payasos. Desde Charli river, que ni de crio le vi la puta gracia a eso que hacía con la silla, a los payasos del Micolor. Pero sin duda al que más manía he tenido toda mi vida ha sido a Milikito y su cencerro. Además, el mundo del circo y el del buenrrollismo van mancomunados. No hay lector de EPS que no haya considerado alguna vez en apuntarse a la escuela de circo, o hacer un cursillo intensivo de clown en alguna sala alternativa de Lavapiés. Además de representar el sumún de la horterada la ilustración enmarcada del payasito triste tocando el saxofón, es el máximo insulto que le puedes hacer a alguien, entiendo perfectamente por qué. Cuando vas conduciendo y uno se te cruza y casi te la pegas, bajas la ventanilla y le dices "hijoputa! me cago en tos tus muertos cabronazo!" y el otro va y te contesta "vete a Parla!" y ahí se acaba la conversación y el conflito, todo olvidado. Ahora, tú llámale payaso, que ya verás como para su automovil en seco y sale del coche con un bate que casualmente lleva debajo del asiento, porque ya sabemos que aquí el beisbol es el deporte rey. Yo es que veo un payaso y se me pone una mala hoxtia... Pues ayer me encontré con dos tias vestidas de tal, que repartían publicidad. Como la acera era muy estrecha, no hubo manera de esquivarlas, y como YO YA NO recojo propaganda, me limité a decirles: no, gracias. Ellas no aceptaron mi negativa y agradecimiento por respuesta y una de ellas salió corriendo detrás de mí y me metió el flayer en un bolsillo de atrás del pantalón, y no contenta con ello me tocó el culo con lascivia. Qué ajco me dio! Ahora sé lo que sintió Nevenka cuando fue manoseada por el alcalde de Ponferrada. Como mido uno noventa, y me he dejado barba, el papel de la virgen ultrajada como que no me va, y por supuesto no iba a consentir que se fuese de rositas después de tal atropello a mi intimidad. Así que me paré en seco y saqué el papel de mi bolsillo, que para mi fortuna era de 240 gr, o sea, un arma mortal gracias a la práctica que adquirí en mi infancia jugando a los cromos y lanzándolos contra la pared. Lo puse entre mis dedos cual estrella de cinco puntas y se lo lanzé directamente a la cara con la fuerza de mi contundente golpe de muñeca. Los astros se pusieron de mi lado y le acerté en mitad del ojo abierto. Ella dio un alarido de dolor y salió corriendo buscando la protección de su compañera. Me di media vuelta y continué mi camino sin siquiera volver la cabeza para ver si le había sacado el ojo igual que Black Mamba a Elle Driver, me importó un comino. Ultimamente mucha gente cree que hago cosas que ellos dicen que son impropias de mí, pero yo creo que no lo son, y me siento orgulloso de hacerlas, porque como alguien dijo "uno es más auténtico, cuanto más se parece a la imagen que ha soñado de sí mismo".

jueves, julio 14, 2005

MERCROMINA

En mi facultad había un chico que se parecía muchísimo a Alberto Ruiz Gallardón, eran como dos gotas de agua, salvo que a diferencia del Alcalde, mi compañero era negro, la situación era tan surrealista, que todo el mundo le miraba cuando cruzaba los pasillos. Como no sabíamos su nombre le pusimos un mote, y el primer mote que se le ocurrió a I, una chica de Villalba que era super-buena persona, y carecía de maldad por completo, resultó ser de lo más txanante. Le bautizó directamente como "el hijo negro de Alberto Ruiz Gallardón", y a todos nos pareció lo más, por su simpleza, su obviedad, su extensión y a pesar de la inocencia con que se dijo, o quizá precisamente por ello, su gran crueldad. Recuerdo tan gratos momentos riéndonos a mandíbula batiente de este pavo, aunque yo creo que de quién nos reíamos no era exactamente de él, sino de su homónimo pepero. Alguna de las chicas soltaba de cuando en cuando, "jo, parad ya, vamos a ir derechitos al infierno", y es que no sé por qué mentalidad buenrrollista o políticamente correcta, nos parecía lo peor reírnos de un chico negro, menuda tontería, sobre todo porque de lo que nunca nos reímos fue del color de su piel, sino por esa paradoja o ironía del destino. Estos días, con todo lo de las olimpiadas, tema en el que no voy a entrar a comentarlo por que parecería un pesao de esos que te abordan por la calle con un "chavalote!!! Compra el de verdaz!!! Toda la verdad sobre el Madrid 2012 y la especulación inmobiliaria del ayuntamiento!", estaba yo muy aliviado porque a raiz del fracaso en Singapur se van a paralizar las obras. Pero lo que nunca hubiese imaginado es que una especie de vengaza cósmica se cernía sobre mi persona, y la otra tarde, sin saber cómo ni por qué me caí en una zanja "señalizada" y me di un buen hoxtión. Aparte de la humillación, solo me provocó un rasguño superficial en la rodilla, que me curo todos los dias para que no se me infecte. Caminando por la calle con mis pantalones cortos y la costra, noto la compasión en las miradas de la gente , no por la herida, claro, sino porque esas cosas deberían dejar de sucederte cuando cumples 10 años.

martes, julio 12, 2005

ESA COPA ES DE ZARA

"Esta noche me han invitado a un cocktail", nos dijo un colega el otro día. Le miré y le dije lo mismo que le contestó mi íntima amiga E.A. a un repelente con una pierna vendada, cuando este le comentó que había tenido un accidente con su carrito de golf, es decir, que esas cosas no se confiesan, ni aún siendo verdad. Si son verdad con mayor motivo. El mísmo día que se celebraba el "cocktail", yo asistía a una fiesta en un piso compartido de amplia terraza, donde corrió el alchool, la barbacoa de morcilla y panceta, y la música tonti-pop a todo volumen. Se sobreentiende que lo pasamos bomba. Al día siguiente pude conocer casualmente al anfitrión del otro evento repelente por antonomasía, que para colmo es vecino mío, comentándonos que le habían roto dos copas durante dicha reunión, y que menos mal que fue precavido y no sacó las buenas que compró en Praga, sino unas que tenía del Zara_home (en ese momento me enteré que existía tal establecimiento) y que menos mal tal y pajcual. Todavía se puede escuchar el eco de nuestro descojono, ya me conoceís, yo como siempre haciendo nuevos amigos.

Yo no tengo ni idea cual es el concepto que puede tener mucha gente sobre "madurez" o "prosperidad", pero por si acaso, virgencita, virgencita, que me quede como estoy.