miércoles, abril 27, 2005

EL SEÑOR DE LAS BESTIAS

No sé si sabeís lo que es vivir en un barrio "de moda", pero no es tan maravilloso como la gente se cree, os lo aseguro. Una de las lacras más frecuentes a exterminar en todos los vecindarios son las pandillas de los dueños de perros que se sincronizan para salir a pasear, aunque en un vecindario como el mío, más bien se trata de competiciones caninas en toda regla. Un chou-chou de lengua azul había sido durante años el puto amo de la Plaza, pero los ochenta se han terminado y esta raza ya no es icono de modernidad. Ahora lo que se lleva son los bulldogs, y cuanto más cabezones, feos y paticortos, mejor, más pedigrí, más caché. Aunque todos estos pijos se han encontrado hoy con la horma de su zapato, un nuevo vecino ha llegado al barrio y cuando sale a la calle, saca de paseo atado con una correa a su nueva y genuína mascota: un hurón!!! Ha sido la bomba, todos los demás perros se le han echado encima y casi se lo comen y yo meándome de la risa. En fin. Vivir para ver.


¿A que es mono?

domingo, abril 24, 2005

VARIETÉS

Como no podía ser de otra manera, hoy toca hablar de mi asistencia al concierto de Fangoria. Sobre este grupo he tenido que oír cantidad de cosas, algunas, verdades como puños, lo debo de admitir. Pero antes de que yo entre a trapo y me pique en una discusión, tiene que quedarme claro que mi interlocutor diferencia perfectamente los conceptos "talento" y "virtuosismo" y sabe que no son sinónimos. Por eso no me importó en absoluto, que estos dos me traicionasen y no se viniesen conmigo, prefiriendo ir al concierto de un grupo español que canta en Francés. Yo no tengo nada en contra de los españoles que cantan en gabatxo, los que me parecen lo peor son los que cantan en inglés, entre otras cosas porque les entiendo todas las letras a la primera, y eso siempre es síntoma de que su vocabulario es limitado, por decirlo amablemente.

Entre la gente de la zona vip, estaba Pedro Almodovar, Alejandro Amenabar, Fabio Mcnamara... A la salida unas "reporteras" les pusieron un foco en la cara y les metieron un micrófono por la boca (no estoy en absoluto exagerando) y les preguntaron mogollón de sandeces. Nada que procediera, tipo si les gustó el concierto, o si creían que "El dinero no es nuestro Dios" llegaría a ser single en su próximo trabajo. De esto nada. Todas las preguntas iban en dirección a que si la protagonista de "Todo es mentira" estaba liada con uno que sale en "Contact", pero sin citar dichos referentes. En fin, que me dio mucha verguenza ajena por esta pobre gente. Que yo mismo sé lo dura que es la vida y que hay que ganarse el pan y todas esas cosas, pero no puedes ir jodiendo y acosando a un tio en plena calle, por el simple hecho de que haga películas de cierto éxito comercial y sea supercolega de una pedorra de Alcobendas.

De teloneros "las nancys rubias", un grupo de travestis que hacen playback, y no dan para nada el pego, de ahí su grandeza, en particular "Nancy reagan", que ya no es que se vea a la legua que no domina los teclados, es que de pequeña no tuvo casiotone, y eso queridos amigos, para un grupo de actitud ochentera es una gran laguna. El momento climax de estas chicas, fue cuando interpretaron la versión de "Sálvame" de Bibiana Fernandez, que fue single del LP "Call me lady champagne" (HISPAVOX). Descomunal, yo creo que de mis diez canciones favoritas de todos los tiempos. Le pregunté a mi colega M.C. si fué el primer o el segundo single del disco de Bibi y me contestó que no lo sabía, que no los compró en orden, y ya tuvimos chascarrillo para toda la noche.

La prohibida sigue sin concienciarse sobre el problema del recalentamiento de la tierra y la capa de ozono y no hace ascos a la Laca Fixonía. Ella se encargaría de hacer de maestra de ceremonias del concierto. Con una ruleta de fondo del escenario, que la presentadora hacía girar entre canción y canción y así se iba eligiendo el repertorio del concierto. Fue absolutamente genial, saliese lo que saliese era un single de la carrera del grupo. Abrieron el concierto con "En mi prisión", uno de mis temas favoritos que sigue sonando hoy más moderno si es que eso es posible. La gente se contoneaba de un modo descomunal cuando llegaba una de las canciones de los dos últimos trabajos, pero cuando fue el turno de cantar "dios odia a los cobardes", single del Vulcano 3.0, hubo que demostrar el caché que uno tiene como fan, y fui el único que se la supo en un radio de 5 metros. Y es que existió un tiempo en el que se decía que este grupo no interesaba a nadie más que a las travestis y a cuatro maricas, mira tú. De todas maneras hay otros baremos para medir lo viejo que eres, aparte de si los futbolistas y las modelos de tu edad están todos retirados, y es que seas de los cuatro que conocían "Hagamos algo superficial y vulgar, o sea, ser uno de los mil quinientos que compraron copia del "Salto mortal" hacia el 89 o 90, ya ni comento en los bises, con "Carne, huesos y tú", una cara B del "Deseo Carnal" en época Dinarama. Un disco que lo tengo incrustado en la memoria, lo ponía, lo daba la vuelta, lo ponía, lo daba la vuelta...

En definitiva, mi concierto favorito hasta el momento de este grupo que ya cumple quince años, una edad fatal cuando te toca vivirla, pero grandiosa cuando la eliges como estado mental. Son Madrid, y nadie como ellos reprensenta el espíritu de mi ciudad, en la que nunca nos tomamos las cosas demasiado en serio y por ello somos la envidia de todos y vivimos en el sitio más divertido del mundo.


miércoles, abril 20, 2005

SIMETRÍAS

Estos días tengo que coger el tren para ir a trabajar, cosa que me desgasta sobremanera, había perdido la costumbre. Hoy cuando he llegado a Atocha con la hora pegada, solo me angustiaba la idea de no encontrar un asiento de cara a la dirección del tren, los del lado contrario hacen que se me revuelva el estómago. Quedaba solamente uno libre al fondo, al lado de un chico que llevaba una camiseta de los planetas, un vaquero desgastado y unas deportivas retro-casual, que iba leyendo "moteros tranquilos, toros salvajes" de Peter Biskind. Por un momento he dudado de sentarme a su lado y sacar mi novela "Middlesex", ya no solo por si explosionaba el universo, sino porque era un corte, estaba seguro que la gente nos miraría, parecíamos de una peña. Él también se ha dado cuenta y no le ha debido hacer la menor gracia que me colocase junto a él. A pesar de que ambos nos habíamos concentrado en nuestras respectivas lecturas, eramos perfectamente conscientes el uno del otro. Casi al final de los cuarenta y cinco minutos del trayecto sonó un móvil con el típico politono de esos que llevan frases que dicen en las teleseries españolas, pero a sonido bakalao. Ambos, levantando la vista del libro, hemos cruzado nuestras miradas a la vez que esbozábamos una sonrisa complice. Si no fuera porque no tengo el pelo liso, le copiaba el peinado a lo Liam Galaguer.






lunes, abril 18, 2005

EJERCICIO DE ESTILO, DIRECTO

Parecía una tarde tranquila en wisteria lane, las franjas verdes del emule indicaban que las descargas de archivos .avi, y .mpg se habían completado por fin, la capacidad de almacenaje de mi disco duro, en su día increíblemente espacioso, se acercaba peligrosamente a su límite. Disponía de todo lo necesario para hacerme con mis nuevos archivos y trasladarlos a mis recién comprados cedés de 900 megas, además había instalado una nueva versión del Nero, del que gracias a los foros de expertos, a los tutoriales, y a alguna que otra llamada telefónica, me he convertido en un auténtico experto, tanto que estoy por incluir semejante destreza en mi cv. Uno tras otro, los discos empezaron a fallar cual escopetas de feria. Todos los discos con error, inservibles, para la basura. Lo peor que puedes hacer en estos momentos de desesperación es buscar la comprensión de tus allegados. La totalidad de ellos me replicaron con idéntico planteamiento: "Deberías comprarte una grabadora dvd, es algo imprescindible, y total son cuatro duros" Yo no sé tú, amigo lector, pero mi lista de cosas "imprescindibles" que solo cuestan "cuatro duros" es harto extensa. Hay que hacerse a la idea de que no da para todo, qué le vamos a hacer! Total, que al final te das cuenta que lo de la crisis de la industria dijcográfica es una patraña, porque lo que pierden las multinacionales con la venta de dijcos y películas, lo ganan endiñándote periféricos por doquier que cuestan bastante más pasta, y que sin ellos cualquier mierda que te dejcargues de la mula no te sirve para nada. Me acerqué a la fnac con el propósito de preguntar precios y mirar modelos, con tan mala suerte que solo podía atenderme un dependiente que me gusta bastante. Le dije que quería comprar una grabadora deuvedé interna de doble capa. El lo primero que me preguntó fueron las características de mi ordenador. En este establecimiento, una pregunta de este tipo es equivalente a que quisiesen saber los centímetros que mide tu pene. "Tengo un pentium III, 128 mb de ram, 20 gh de almacenamiento, y 750 Mhz de velocidad de procesador", que quiere decir que no llegas a los veinte cm ni de lejos. "Tengo pensado cambiar todo mi equipo en breve" apostillé. El dependiente levantó una ceja y me lanzó una mirada compasiva. Me está bien empleado. No tuve que perder mucho tiempo en la elección. De los tropezientos cachibatxes, solo uno era compatible con mi máquina y estaba de super-oferta. ¿Para qué sirven las visas? Como dijo Scartata: "debería tener remordimientos, pero bah, ya lo pensaré mañana"
En fin, que luego saldrá alguna mamarracha por la tele, tipo la de los presuntos implicados, intentando concienciarte pa que te compres los cedés originales, cuando el subtexto de todo aquello es "mira, o saco pasta con los derechos, o me voy a tener que echar a la carretera a hacer conciertos, cosa que no me apetece nada" Sabeís lo que les digo a todas estas mediocres? Que muevan el culo!

jueves, abril 14, 2005

TÚ LO QUE TIENES QUE HACER

Si alguna vez voy con alguno de vosotros a un concierto y me perdeís entre la multitud, la mejor forma de encontrarme es empezar a buscar en la tienda de merchandising. Allí fue donde me encontré con F, que va en la misma pandi que un famoso actor de televisión al que no puedo mirar directamente a los ojos para que no me de un ataque de risa tonta, el pobre debe pensar que le odio (para nada) en el remoto e hipotético caso de que se haya dado cuenta de que existo. Pues tras un efusivo abrazo, mi amiguete va y me suelta la siguiente perla: "tio, que guay, nos encontramos en todos los eventos indy pop!" Ese podría ser mi epitafio: "M.B. se le podía encontar en todo tipo de eventos tonti-pop. Los puestos de camisetas ya no son lo mismo sin él."




Llegué a casa después de lo que para mucha gente fue un concierto decepcionante. Solo espero que estos tres amigos no se ensañen demasiado y tengan presente que "un concierto" no es "una carrera musical" y que a los que están CRUCIFICANDO, son Chico y Chica, de Bilbao, y no a otro duo de Zaragoza que no mencionaré para no mancillar mi impoluto bolg. Como cada noche comencé con el ritual diario de quedarme en calzoncillos y lavarme los dientes mientras controlo como han evolucionado las bajadas del emule en mi ausencia. En la barra de herramientas de mi ordenador, una luz parpadeaba, "tiene tropezientos mensajes nuevos". Como suponía, eran las típicas felicitaciones de todos esos sitios web tipo oficina de empleo y similares, que te envian puntualmente cada uno de tus cumpleaños un mail de felicitación, y reparé en la cantidad de tiempo que he perdido y nunca voy a recuperar, rellenando formularios en internet que no me han reportado absolutamente ningún beneficio, especialmente económico. Pero lo que no imaginaba, era que entre toda esa ristra de fria impersonalidad que nos brinda la programación informática, bienvenidos al futuro, iba a encontrar una carta escrita de puño y letra, metafóricamente hablando, se entiende. Su remitente era alguien que conozco desde los cinco años, y al primero que llamé "mi mejor colega": C.M.

C.M ya no se llama C.M, ahora se llama simplemente C, ya que a su señora esposa le parecía que M (segundo nombre que recibió en homenaje a su abuelo fallecido) sonaba demasiado pueblerino e imprimía demasiado caracter, y ya se sabe lo mal que llevan las mujeres eso de que los hombres tengan la más mínima pátina de personalidad, así que poco a poco le fue despojando de tamaña impronta frente al mundo. Él fue quien me enseño las cosas más importantes que un niño necesita saber para ser feliz, o sea, a marcar un gol de penalti, a trepar una tapia para colarse en una casa abandonada con peligro de inminente derrumbamiento, a matar una rata a golpes con un trozo de goma o a lanzar una piedra con puntería suficiente como para destrozar los cristales de un centro de salud. En definitiva, aprendí que todas esas cosas son susceptibles de respetabilidad y garantía de una infancia digna.

La carta rezaba así:




Que tal se siente uno con 3.....y tantos?? Me imagino que igual que con uno menos, pero ya algo mas maduro, sensato, reposado, experimentado, etc, jajaja.
Este año no te vi por R. (claro que yo estuvo pocos dias en las fiestas) estuve de vacaciones asi que lo dejaremos para otro dia el saludarnos, aunque para las proximas tendremos menos noches, por lo menos V. y yo (tenemos encargados un Carlitos para julio ) asi que creo yo que para septiembre aun sera pequeño para llevarle hasta altas horas de la madrugada por ahi.
En lo demas pues sin muchas variaciones, curramos en lo mismo, vivimos en el mismo sitio, y seguimos estudiando (V. sus cursos del Sescam y yo lo mio del deporte), pero bien, va todo bien que creo que es lo fundamental.
Y tu que tal va todo?? A tu madre algun dia la veo de pasado, cerca de tu casa, o hablando con alguna vecina.
Bueno lo dicho, FELIZ CUMPLEAÑOS, y esperamo que yo te cogo dentro de un mes (mas o menos)



Por supuesto he respetado erratas y faltas de ortografía, pero lo que me preocupa no es eso, faltaría plus. Tanto buenrrollismo es cuanto menos alarmante. Voy a interpretar este mensaje como un alarido de socorro. Creo que es hora de que haga algo por él, de devolverle con intereses todo lo que me regaló. Creo que ahora es a mí a quién le toca ser "su mala influencia".


P.D. Desayunando: croasaints del Mercadona, los mejores oiga usted.

lunes, abril 11, 2005

VIDEO-ARTE

¿Os acordaís que ayer explicaba que con motivo del aniversario de mi nacimiento, todos los años me hago nuevos propósitos para dejar de hacerme el juvenil? Uno de los primeros que llevé a cabo, como muchos ya sabéis, es que YO YA NO me siento en el suelo. Pues no he tenido que esperar mucho para poner a prueba mi entereza a la hora de renovar mis votos, ya que esta mañana nos han llevado de excursión a la fundación caixa para ver una exposición de un tal Bill Viola, que iba sobre video-arte, pasión y gestos, resumiendolo en tres palabras. La guia de la exposición no era del tipo pija zorra gélida que me apasiona, sino una vulgar buenrrollista piojosa sin el menor interés, un tópico con patas, un coñazo de ser. Se ha ganado mi más profundo desprecio desde el primer momento cuando nos ha llevado a una sala vacía, nos ha ordenado despojarnos de nuestras pertenencias ¿Y que creéis que nos ha ofrecido? Un cojín!. Como estaba mi profesora delante no le he dado una hostia con la mano abierta, que era lo que me apeteció en ese primer instante, sino que muy amablemente le he contestado haciendo alarde mi más exquisitos y elitistas modales "no, gracias". La profa ha insistido en que lo pillara, a lo que le he tenido que explicar que yo no me siento en el suelo, y se ha quedado blanca ante mi explicación. La buenrollista para hacerse la graciosa va y me suelta: "¿Entonces cuando vas de excursión al campo qué haces?" A lo que le he explicado que "el campo" no es "el suelo", que para semejante menester uno se prepara adecuadamente, y que inclusive se puede ir al "campo" sin necesidad de tener que sentarse en el "suelo", que es una cosa que yo aprendí de pequeñito viendo "pasaje a la india" de David Lean. La tía me ha sonreído y me ha dicho en tono condescendiente: "estoy segura de que luego lo querrás", y no me ha quedado más cojones que contestarle: "puedes esperar cómodamente sentada, en tu cojín!". Y me he quedado de pie semiescondido detrás de una columna.

Su venganza no tardaría en llegar, ya que pretendía hacernos protagonistas de su particular performance, que consistía en dividirnos en grupos, asignarnos secretamente al oído a cada grupo un sentimiento que luego tendríamos que ilustrar con tren superior del cuerpo y sin emitir sonido alguno, para que nuestros compañeros tratasen de adivinarlo, y luego nos hacía una foto, que por supuesto le he prohibido utilizar cuando la revele. Los sentimientos eran del tipo tristeza, alegría, éxtasis o ira. Desafortunadamente no me ha tocado esta última para poder expresarme artísticamente pisándole a la piba la cabeza después que se comiera el cojín. Odio que me impongan espectáculos, como los peruanos que cantan boleros en el metro, o los jipis que hacen malarabarismos con antorchas en la terraza que te has sentado a tomar una cerveza tranquilamente. Pero odio más todavía que incorporen al show. He accedido a participar porque ya había llamado suficientemente la atención por el incidente anterior, y no quería convertirme en el protagonista, especialmente esta mañana en la que pensaba que vería la exposición tranquilamente y pasaría desapercibido, pero como dijo Rachel Green en la boda de su exnovio Barry el dentista: "eso ya no va a ser posible". Lo único positivo de todo esto es que ya tengo propósito nuevo para este año: No volveré a dejarme convencer para hacer el payaso en espectáculos ajenos, bastante es ya cuando lo hago por méritos propios, y si no puedo evitarlo con amabilidad y educación y tengo que crear una situación tensa y mal rollito, pos mejor.

Aquí no acaba la cosa, pues tras el chow comenzaba la visita a la exposición de video-arte. El artísta grababa a personas expresando sentimientos solamente con el gesto y si te quedabas un rato observando, apreciabas las transiciones entre estos. La buenrrollista, ante un cuadro-video de un grupo de personas nos ha explicado que todos los modelos eran actores de cine, teatro o televisión, pero que la mejor de todas era una piba canosa super-fea, que era la que mejor expresaba todo, porque era una actriz especializada y solo hacía video-arte (pffff juas!!!!). Me estaba abrurriendo sobremanera, cuando en la oscuridad de la proyección se me ha acercado mi amiga M y me ha susurrado al oído: "Qué horror! Parece un video de Miguel Bosé!" a lo que le contestado: "Peor! Parece un video de Ana Torroja! ¿Nos vamos?" Nos hemos dirigido a la profesora y le hemos explicado que no nos gustaba, que nos aburríamos y que lo mejor que se nos ocurría era irnos. Ella se ha quedado totalmente paralizada, era más sinceridad de la que estaba acostumbrada digerir. Luego ha intentado el sucio truco de persuadirnos para que nos quedásemos diciendo que lo realmente interesante estaba en las siguientes salas, y que estaba segura que unos artistas libres de prejuicios como nosotros sabríamos apreciar en toda su plenitud. Qué rastrera y chantajista! pero ha pinchado en hueso si quería que nos sintiésemos culpables. Le hemos pedido que no insistiése, que no era para nada nuestro rollo, y que hasta mañana. A la salida una chica muy amable nos ha dado un vale canjeable por un café en un Take away que acaban de abrir en la castellana. Lo hemos recogido en el interior del local y nos lo hemos tomado disfrutando del magnifico sol que lucía esta mañana en la plaza de Colón, sentados, como no podía ser de otra manera, en un banco.




La segunda empezando por la izquierda es la Meril Strep del video
-arte.

domingo, abril 10, 2005

ADIOS AL SÍNDROME DE LA CLASE TURISTA

Sé que hace mucho que no escribía en este, el escaparate de mi vida, que los me conoceís, tanto ansiaís saber de mis nuevas aventuras cotidianas. Se acerca mi cumpleaños y todavía no he pensado en un propósito no-juvenil para esta vez, un YO YA NO... El año pasado me propuse nunca jamás hacer viajes en autobús superiores a 1 hora y quince minutos, que es lo más que resiste mi cuerpo antes de echar una pota o que me de un trombo circulatorio por la postura forzada de mis piernas de 1,20 cm encajonadas entre dos asientos. Pero por mucho que reniegue, tengo que reconocer que estoy muy ilusionado porque me han asignado las prácticas de fin de estudios en una empresa para este mes de junio. El rollo becario es una etapa que me salté en su momento después de licenciarme, y ahora, la vida, me devuelve la oportunidad de vivir tan singular experiencia.

Tengo que aprovechar el post de hoy para rendir homenaje a dos nuevos clásicos que he tenido la fortuna de disfrutar. El primero es la película Life Aquatic, de Wes Anderson, que se coloca en el primer puesto de la lista de mis cineastas favoritos. Si no os gustaron Academia Rushmore y The royal teenembaums, ni lo intenteís, y si no habeís visto ninguna de las dos ¿En qué mundo vivís?

La segunda es la serie de televisión "amas de casa desesperadas", de la cadena Fox tv, una ristra de plagios que van desde el crepúsculo de los dioses, de billy wilder, carta a tres esposas de mankievicz, las chicas de oro, sexo en nueva york, the stepford wifes, versión katerine ross o el remake de nicole kidman, da igual, el pueblo de los malditos y la invasión de los ultracuerpos. Es el pastiche lo que la hace realmente original. Y es que o se asume que todo está ya más que inventado, o la carrera hacia la originalidad está más que perdida incluso antes de empezarla. La protagonista es una de las actrices más importantes de los últimos veinte años, Teri hatcher, que entre su impresionante curriculum se encuentra haber sido la doctora Mónica de Mónaco en Soapdish, la tia buena de Tango y Cash, o Lois Laine en Clark y Lois (la serie de superman). Otra que tampoco es manca se llama Marcia Cross, una sociópata de Melrose Place, bueno una de las muchas que hubo cuando la serie degeneró, o sea, cuando realmente txanaba y yo la veía. Por lo menos esta vez se ha hecho justicia y les han llovido premios a go-go. Mira que me cae mal la gente que desprecia a las actrices que no salen en los libros de las ofertas de los vips (típico regalo de última hora para gente con tanta personalidad como el asa de un cubo), que si no fuera por eso, a las que sí salen ni las conocerían, ¿o me van a intentar hacer creer que saben quién es Greer Garson porque se han comprado el deuvedé de la Sra Miniver? Venga ya!

Aquí mis fondos de escritorio para los próximos meses: