miércoles, febrero 09, 2005

EPISODIO I: "PARECE DE DICKENS"

Siempre he soñado con encontrar una primera gran frase, de esas del tipo de: "anoche soné que volvía a Manderley" o "Si tú eres el diablo, no soy yo quién cuenta esta historia". Pero ni poniéndome una nariz postiza a lo Nicolasa Chavalín, podría hallar una perla que se asemejase a "La Sra Dollaway decidió que iria a comprar las flores ella misma". Lo que hoy tengo que contar no es ni mejor, ni peor que los textos que ya he publicado en otras ocasiones. No quiero crear expectativas, ni ser veleidoso, simplemente tengo una historia mucho más larga, y que me va a ocupar varios días, y no hubiese estado mal haber comenzado el relato con algo más de chispa.

La protagonista del primer episodio será A.I. y si yo tuviese que encotrar un adjetivo para describirla, sería buena. Sin lugar a dudas A.I. es una chica buena, servicial, mona, sumisa, insegura, tolerante y que todavía conserva en los ojos el brillo ese típico de cuando crees todo lo bueno está aún por llegar. Hoy hemos visto a esta chica protagonizar un episodio, muy común en cualquier ciudadano de a pie, pero que nunca hubiésemos esperado de ella: un enfrentamiento personal y la posterior crisis nerviosa. Hoy ha aprendido, y por las malas - no hay más opciones en estos casos- que la vida no le debe nada, y puede que algún día se imparta justicia cósmica, pero ese momento, por supuesto, no tocaba hoy en la agenda de los astros.

Cada miércoles, nuestra primera protagonista, se levanta con el tiempo suficiente para salir de chamartín y estar en Menendez Pelayo a las ocho y media de la mañana, sentarse en una silla durante dos horas y escuchar un monólogo sobre contratos laborales, mercantiles, de obra y servicio, nóminas, retenciones, en fin, para qué seguir. He de aclarar primero, que esta chica no va para abogada, ni siquiera para auxiliar administrativo, y ejercer de ambas cosas solo lo consiguen hoy muy pocos privilegiados. No, esta chica quiere ser Ilustradora, como el resto de sus compañeros, entre los que se encuentra este pizpireto narrador, y está a un cuatrimestre de distancia, si todo va según lo previsto, de conseguir un título que de fe, si es posible un poco de seguridad en ella misma, y constancia de que es apta para desarrollar el noble y artístico proposito de dibujar, eso sí, de una manera remunerada. Aunque antes de comprar un marco reluciente para el diploma, hay que conseguir aprobar una asignatura que han diseñado en el nuevo plan de estudios, con mucha mala baba, y que responde a las siglas de F.O.L., que aunque nos lo han explicado setenta veces, no logramos acordarnos de si la O significa orientación u ocupación, o si la F viene de formación o de fomento.

A.I. no es de Madrid. Un día se subió a un autobús, se presentó a unas pruebas de acceso, por segunda vez, y por fin vió su nombre en una lista. Su familia le animó a conseguir su sueño, aunque este apoyo solo era moral. En su casa no sobra la guita, y tampoco van a sufrir más privaciones para que la niña se venga a la capital a ser "ilustradora"?. Aunque como ya cuentan con que se va a comer los mocos de todas todas, al menos que sea haciendo lo que a la pobre le gusta. Encontró un trabjao a media jornada de lunes a viernes, en turno de tarde, más un fin de semana completo de cada dos, que aunque mal pagado, le permiten costearse el alojamiento y la comida, agradeciendo que es pequeñita y no necesita ingerir grandes cantidades para soportar la jornada.

Aunque la profesora de la asignatura indescifrable ha puesto límite de faltas de asistencia para no perder la evaluación continua, casi todos las hemos sobrepasado con creces. Menos ella. Lloviese o nevase, acudía puntual a la escuela, intentado ver el lado positivo de la parte más tediosa de su futura vida laboral. No solo eso, sino que dos horas más tarde había que encontrar la inspiración en la clase taller de dibujo técnico, y claro está, con la mente contaminada de tantas proclamas legislativas, la musa ni se acerca.

Tras realizar el exámen de conocimientos mitad test, mitad problema matemático, logró no pequeña hazaña de un cinco coma cuatro puntos sobre diez de calificación, que si no le hizo ser más feliz, ni le realizó como persona, si hizo que viera su meta un paso más cerca. No contaba ella, con que esa nota iba a hacer media con un trabajo que consistía, o eso creímos en un principio, en conectarse a internet, meter una palabra en el google, intro, control E, abrir word, control C, control V, control P. Con la excusa de "no era lo que yo pedía", la monitora ha calificado la tarea que nos encomendó de foma bastante más baja de lo que esperabamos y por supuesto, directamente proporcional al esfuerzo que invertimos en realizarla, y ha sido generosa inclusive.

A.I. no se ha salvado de la quema, y su cinco holgado en el examen no le ha permitido aprobar la primera evaluación. Eso sí, y ahí llevaba toda la razón, no merecía oír semejante noticia en voz alta, delante de toda la clase y una posterior reprimenda. La profe, como antigua universitaria que es (supongo que lo será), debería estar acostumbrada a colgar una lista de notas en un tablón y escribir el día y la hora en que atenderá las reclamaciones. No, se lo ha montado muy mal. La pobre chica no merecía ser tratada de un modo tan mezquino, y ha estallado, de la forma que en la expresan la violencia los mansos en el cine de Sam Peckimpack.

(Mañana contaré qué otros factores y variables llevaron a A.I. y a el resto de personajes de los futuros capítulos al borde de un ataque de nervios).

lunes, febrero 07, 2005

NO CONTROLES MI FORMA DE VESTIR PORQUE ES TOTAL!!!

El sábado, con la excusa de la lluvia me volví a casa después de haber salido a cenar, aunque en realidad lo que no me apetecía era pasar otro sábado más haciendo lo mismo y encima con el consiguiente chorreo de dinero. Como llegué un poco calado me preparé un cola-cao de los guays, con la leche hervida en cazo, con la nata colada y el cacao en polvo bien mezclado,. No esos cutre-colacaos de microondas, que francamente, no saben igual, o por lo menos a mí. Me senté en el sillón esperando que comenzasen a emitir no uno, sino dos episodios seguidos de "el ala oeste de la casa blanca", serie que normalmente grabo en video, dado el horario en que lo retransmiten. Mientras hacía zaping encontré que en un programa de txismes estaban presentando a Vicky Larraz! Dios mío, era la primera vez en años que oía ese nombre sin la frase "qué paso con...?" delante. Nunca he comprendido (miento) como una tía que cantó en uno de los grupos más horteras del pop de los ochenta, que solo tuvo un par de singles de éxito, uno de ellos al menos compuesto por josé maría Cano, y que comenzó una carrera en solitario cuyo máximo esplendor fue un tercer puesto en la OTI con un tema que se llamaba "bravo samurai", ha podido perdurar en la memoria colectiva durante veinte años (pues por eso mismo). Un "periodista", muy mariquita y con muy poco atractivo físico le comentó que él asociaba a Olé Olé con Marta Sánchez (la sustituta cuando esta dejó la banda) y no con ella. A lo que ella respondió que no eran comparaciones válidas, que era como pretender comparar el Génesis de Peter Gabriel con el de Phil Collins. Puta ama! No sé si ella se veía más como Gabriel o Collins, pero lo que sí sé es que con frases como esta, vicky nunca caerá el olvido.



Al loro su página web!!!!

domingo, febrero 06, 2005

DIA MUNDIAL DEL CREP

Para celebrar que en Francia era el día nacional del Crep, se nos ocurrió que podríamos cenar en una creperí que hay en malasaña. Como madrileños puros, concienciados, y no nacidos aquí que somos, entramos en el local sin haber hecho reserva. La encargada/dueña nos dijo que obviamente no había sitio y qué en media hora tendría algo libre. Pasamos de explicarle que en treinta mintuos probablemente se nos habría pasado la tontería del crep y si me apuras hasta el hambre, por quedarnos bebiendo cañas en algún grasa-bar de los alrededores. Así que simplemente le dijimos, no gracias, otro día.

Nos marchamos pa "la musa" que yo recuerdo que tenían crep de dulce de leche en los postres. Sabíamos de ciencia cierta que iba a estar hasta el culo de gente, pero la diferencia es que allí te sientas a tomar birras mientras esperas, escuchando dance, house o cualquier otra música modelna. Yo no soy demasiado fan de la hostelería amateur. No me gusta que los camareros me estén recordando todo el tiempo que lo suyo es "un trabajo eventual" hasta que les cojan en el próximo casting de "upa dance" o "al salir de clase", ese no es mi problema, paso de que tarden 20 minutos en ponerme una caña. Claro, que como ya te lo sabes, pides la ronda cuando la anterior la llevas por la mitad para que te llegue a tiempo. Para desquitarme esta mañana he desayunado en el bar de la esquina de casa, el "refra", que le deben haber puesto ese nombre porque los dueños deben llamarse REmigio y FRAncisco, o algo parecido, casi mejor no pregunto. Cuando he entrado por la puerta el camarero ma gritao:

- "buenos días Miguel! (con el acento en Mi) ¿la leche templada? Toma el periódico que te lo van a quitar"

-"Joer, Michel (es tocayo), como me cuidas."

Si me llega a gustar el futbol, él sería mi mejor colega.

sábado, febrero 05, 2005

LA ESPAÑA ESTALINISTA.

El otro día caminaba hacia casa, cuando me percaté de que el centro estaba un pelín más intransitable, si cabe. En parte era por las obras del mentro, pero el extra de ese día era una cola kilomérica (y no es una hipérbole, es textual) de personas, de esas que nos enseñaban en los telediarios de los ochenta, mostrándo imágenes de la rusia Stalinista y de masas de gente bajo la nieve esperando para que les diesen patatas y papel higiénico a cambio de unas cartillas de racionamiento, como que mira que suerte que teníamos de vivir en un país capitalista donde nunca hay que esperar, juas. Algo regalan, pensé, pero me extrañó, y traté de adivinar en que podría estar aconteciendo para que se generase esa masificación de gente colocada en línea. Creo que tardé un segundo en adivinarlo, ese día salían a la venta las entradas del concierto de U2. Yo detesto a esta banda. Recuerdo un verano de mi infancia en el que salió el Joshua tree, y un amigo lo ponía sin parar, lo ponía, lo daba la vuelta, lo ponía, lo daba la vuelta... ya que entonces no existían todavía ni el cd ni el modo repeat, ni siquiera el autoreverse de las cintas. Cuanto más escuchaba el I´m still haven´t found what i looking for más me desagradaba la voz de Bono. Aparte de que se convirtió en el típico grupo que gustaba a los pijos que eran demasiado guays para que les molasen los hombres G y tal.

Me dediqué a caminar paralelamente a la gente que esperaba para sacar entrada, y a mirarles a todos con cara de superioridad, puesto que yo sabía que las vendían en Caja Granada donde no había ni blas, pero pasé de decirselo a nadie. Que se jodan, por ser fans de Bono, que se enteren de lo que es la "nueva Europa". Además, si U2 van a volver en un pliki, porque este tipo de bandas son de las que nunca se separan, y siguen dando el coñazo. Que esperen y que pasen frio durante horas. Me sentí fenomenal. YO YA NO hago colas para casi nada, bueno una vez hice una de diez personas para entrar en el ocho y medio, pero era porque así nos reíamos de un famoso al que no le dejaban colarse y era humillado por unas quinceañeras que le increpaban desde el otro lado de la calle. Es increíble, pero si entro en caja madrid o en la panadería y hay más de tres personas me piro, ya no tengo paciencia.

jueves, febrero 03, 2005

JAQUECA

El otro día me contó un amiguete que se había comprao unos pinganillos de esos pa hablar por el móvil porque había leído nosedonde, o le había comentado nosequién que hablar por el movil puede producir tumor cerebral. Yo debo de estar sugestionándome sobremanera, porque me duele la cabeza mogollón. Total que esta tarde cuando me estaba preparando una clase que tenía que impartir más tarde, el dolor era tan insoportable que lo único que he podido hacer ha sido sentarme un rato en el sillón y poner la tele. Yo no tengo nunca por costumbre ver la tele a primera hora de la tarde, y no tenía ni idea de lo que me estaba perdiendo. En tele cinco estaban en un programa sometiendo a un juicio de guerra a Karmele Martxante (una que sale en programas de txismes) por haber dicho en su blog (esta señora también tiene) que el programa en el que ella misma trabajaba era una cutrez, y todos los compañeros estaban crucificánloda en su cara, qué mal rollo me ha dado, y con lo que me dolía la cabeza, así que me he marchado pal curro mucho peor, y lo más grave es que en el autobús iban dos chicas comentándolo, y así he podido enterarme que esta misma señora, fue condenada por un juez a pagarle un millón de pesetas a Carmen Sevilla por haberla llamado corrupta en su sitio web. Cuando me río ya no me duele tanto la cabeza.

miércoles, febrero 02, 2005

GRAN GANGA, SOY DE TEHERÁN

Cuando comencé a escribir este blog, hice apuestas sobre cual de mis profesores de la escuela protagonizaría más posts, el nivel estaba muy alto, pero creo que ganará Marcial (fotografía artística) de lejos. Extrañamente hoy me encontraba yo solo en el laboratorio A revelando película, donde tiene él su despacho, el resto de mis compañeros estaba en el laboratorio B, donde las ampliadoras. Temí que estaría dos horas dándome la brasa, pero de repente ha aparecido un alumno de la especialidad de foto, que estaba con el proyecto de fin de ciclo y le tocaba tutoría. Su trabajo consistía en un reportaje fotográfico que había realizado en Irán viajando de motxilero (pffff). Las fotos no es que fueran malísimas, pero anda y que no está más que visto lo de hacer fotos a familias de pastores árabes, y eso que yo no leo EPS ni el viajero, no soy tan cutre, ya sabeís. Con lo que yo no contaba es con que Marcial nos iba a estar toda la hora humillando gratuítamente, delante del otro que ni nos conocía. Yo también trabajo de profesor, y desde luego nunca he utilizado el terrorismo psicológico como método de enseñanza, bien es cierto que yo no he aprobado una oposición, pero no creo que ni aún así fuese mi estilo.

En fin, que esta mañana cuando subía las escaleras del centro, acompañado de mi amiga M, nos hemos dado de bruces con Marcial, que parecía como de muy buen humor, y me ha preguntado que qué me había parecido el proyecto del otro chaval (yo he puesto cara de indiferencia) y ha empezado a decir que era un tío buenísimo, que si ya trabajaba para nosequién (yo continuaba con la misma cara y M. que me conoce como si me hubiese parido, me miraba y se estaba despollando por dentro). Como no me inmutaba de ninguna manera a pesar del increíble currículum que me describía, de repente va y suelta: Y es finlandés!!!! ¿A que no se le nota nada?. A lo que yo he contestado: Ah!, pues no, no se le nota. Ahí M. casi se cae escaleras abajo del ataque de risa contenida, pero ha aguantado el temporal muy digna. Luego él se ha despedido y nos hemos ido pitando a clase de animación.


En la escuela existe mucho corporativismo, y la gente de gráfica, fotografía y grabado nos odia a los de ilustración, tanto los profesores como los alumnos que no son de nuestra especialidad, por eso se pasan muchísimo con nosotros, ya llevamos dos años contrastándolo. No sé que les habremos hecho, pero pensamos que se sienten amenazados porque ven tenemos talento de verdad. Ójala y cada uno de nosotros nos pudiesemos ver a través de sus ojos, aunque solo fuese por un día.