lunes, enero 31, 2005

LA VENGANZA DE LA MORTADELA DE MICKEY

A partir de mañana soy autónomo, que suena como autosuficiente, pero no significa lo mismo, ya que por lo primero te sangran 215 euros todos los meses. Así, de repente, el día uno de cada mes, cuando te levantas, antes de que levantes la persiana, ya tienes un pico menos en tu cuenta corriente. No me ha quedado otra, en mi empresa me han "sugerido" que diese de alta, ya que no tienen la política de hacer contratos laborales, solo mercantiles, y que conmigo estaban haciendo una excepción. En realidad el subtexto de todo esto era: "eres muy majo, nos caes bien y estamos dispuestos a darte todo el trabajo posible, pero no nos lo des tú a nosotros, porque llamamos a otro".

Mañana también se me acaba el txollo del páck de ADSL telefónica que contraté en diciembre, así que ahora habrá que añadir cuarenta euros más o menos a la extorsión mensual del sistema.

Con este panorama, hoy en el super he pasado delante de la charcutería, y he notado que la mortadela de Mickey Mouse tenía una sonrisa diferente, como irónica. Tantas veces he escupido al cielo, tantas veces exclamando ¡a Dios pongo por testigo de que jamás me volveré a alimentar de mortadela de mickey, ni de popeye ni de pikatxu, aunque tenga que robar, asesinar etc.. Por lo que he sido fuerte, y he comprado cuarto kilo de mi marca de queso favorita. Volviendo a parafrasear a escarlata: debería tener remordimientos, pero qué coño, ya lo pensaré mañana.


domingo, enero 30, 2005

HAY MÁS DÍAS QUE BOTELLINES

Ayer sonó el teléfono de mi casa y al descolgar, me habló una voz sugerente que me dijo:"hola Clarice", que es la forma que tiene de identificarse conmigo mi amigo O.G., siempre hacemos chorradas de este tipo. Nos fuimos a tomar unas cañas, pero antes debía acompañarle al corte inglés, porque una clienta de su despacho le había regalado un boli Mont Blanc por haberle arreglado "los papeles" a su txatxa filipina, y como venía recomendada, pues no le habían cobrado la minuta, y teníamos que comprar los recambios de tinta. Ibamos todo, el camino haciendo el tonto con la pluma, en plan "por favor, ¿me da un autógrafo?/ con mucho gusto", la gente nos miraba como a subnormales, pero nosotros ya estamos acostumbrados. O. es amigo mío desde los tiempos en que estabamos en una compañia de teatro independiente, así que cuando nos vemos nos sale esto de montar escenitas callejeras.
Cuando llegamos al stand del corte inglés de Princesa, se acercó a atendernos, por llamarlo de alguna manera, la típica rubia pija trasnochada superpuesta, a la que nos dirijimos de manera muy amable. Mi amigo sacó el boli y sin que ella lo llegase ni siquiera a tocar, nos dijo tajantemente "es falso y nuestra firma no vende recambios para falsificaciones".Con su tono nos intentó hacer creer que todavía existían las clases sociales, y que obviamente, nosotros pertenecíamos a una bastante inferior. Nos dió un ataquede risa tonta, por lo superenserio que se había tomado la dependienta su papel, y menos mal que paramos al rato, porque con la excusa de que llevabamos encima una falsificación, seguro que llamaba a seguridad para que nos echase a patadasdel centro.
Tras unas cuantas cañas en un grasa-bar del centro, llamamos a E.A., la mujer de O. y lecontamos nuestra aventura. Estuvimos ideando la forma de que él se vengara de la clienta que le regaló el boli, y de humillarla sobremanera. Con lo buen actor que es mi colega, la tipa esta se va a cagar!


viernes, enero 28, 2005

HAY OTROS MUNDOS, PERO SON MÁS CAROS

Mike Nichols nunca defrauda, unas veces por unos motivos y otras por otros totalmente distintos. Ayer en el cine, estuvimos viendo "Closer", en la que yo considero mi sesión favorita, con butaca SIN NUMERAR, que quiere decir: llegue cinco minutos antes, solo o con sus colegas, no haga colas, pase a la sala, siéntese donde le de la gana, ocupe toda la fila con los abrigos y mochilas, y salga luego a la calle, todavía a tiempo de hacer unas comprillas.

Si creéis que ya no quedan sitios donde puedas cenar manjares del tipo ración de bravas y oreja a la plancha, regada con cerveza de grifo, y ponerte hasta el culo a 5 pavos por cabeza, es que no conoceís el bar "los amigos".

Si esto aún no es suficiente, lo mejor de la noche estaba por llegar: un concierto espontáneo en el pasillo comercial del parking subterráneo de plaza de España, ofrecido desinteresadamente por uno de mis grupos favoritos (desde ayer mi favorito), ASTRUD. Nos temíamos que como mucho asistirían veinte pringaos y que haríamos el más total de los ridículos, pues para nada, allí debimos acudir como trescientos. El concierto insuperable. Hubo dos canciones en concreto, que a pesar de haberlas escuchado tropecientas veces, ayer me sonaron nuevas, y no tengo ni idea de por qué, pero no tenía nada que ver con las típicas diferencias entre la producción del disco y los directos, no, era otra cosa, fue una sensación, como que esos eran el lugar y el momento propicios para escucharlas, como si el entorno y mi situación personal propiciasen un nuevo sentido a las letras: "no tengo miedo al futuro" y "todo es lunch, menos mi vida, mi vida es más bien lynch". Terminado el evento y armados con la cámara desechable que M.A. compró en el VIPs de la plaza de los cubos, nos acercamos para hacernos la típica "foto del chicote", pero con más mugre. Ellos, súper amables, accedieron a nuestro capricho de quinciañera tonta.

Caminé hacia casa en compañía de P.G. a pesar de que no son días de pasear, ya que las noticias no dejan de recordarnos el frío que cala en nuestros huesos. No tengo miedo a las bajas temperaturas, aunque estallen las cañerías congeladas, y se cierren las carreteras, no me hagaís demagogia. El invierno que me asusta es que se instala en el ánimo, el que provoca la desidia o cosas incluso peores. Realmente, ese hielo sí que paraliza nuestras vidas, y eso es mucho peor que estar un día sin ducharte, o pernoctar en un polideportivo acondicionado de una carretera comarcal. Por lo que a mí respecta, anoche era Junio.

jueves, enero 27, 2005

EL CABALLERO DE LOS RIZOS EN EL COGOTE

Hoy me he pasao de listillo. El otro día empezamos con un nuevo trabajo en clase de proyectos, en esta ocasión se trataba de hacer una caricatura de un personaje de actualidad para un periódico. A mí no me entusiasmaba demasiado este proyecto, ya que me parecía la típica horterada de los "artistas" de la Plaza mayor de aquí (entiendase Madrid). Pues anoche, aprovechando el insomnio, me enrollé y acabé una caricatura de Zapatero sobre el tema de "la libertad religiosa" que me quedó bastante txula (oh sorpresa!) y además lo pasé en grande. Hoy pensaba llegar al aula con mi trabajo terminao antes de fecha y así hacerle un poco la pelota a la profersora sustituta. Bueno, pues me colé, porque como ayer llegué tarde no fui informado (tampoco yo pregunté) sobre el nuevo cambio de planes del proyecto, es decir, que lo de elegir un personaje era solo para la toma de contacto y los bocetos de las caricaturas, pero para el definitivo, la víctima elegida era Miguel Zugaza, el director del Museo del Prado. -Con la pinta de modosita que tiene la suplente, es de armas tomar, va a cuchillo la tía- pensé. Así que mi super ZP no sirve y me he tenido que volver a poner manos a la obra. No me arrepiento en absoluto, me lo he pasado pipa. Este señor, para los que no le conozcaís, tiene la típica pinta de pijo de los ochenta, con los dos kilos de gomina y los rizitos en el cogote, como si fuera un sobrino de mario Conde. Al final le hemos dibujado de todas las maneras, vestido de Menina, de Velazquez, del papa inocencio, del caballero de la mano en el pecho, de duquesa de Alba en pelotas. Ya nunca más miraré un portaminas de la misma manera, ahora me parece un arma letal.

miércoles, enero 26, 2005

LUKE SOY TU PADRE

He descubierto que a mí no me mola EL CINE, así con mayúsculas. Sucedió ayer, durante la proyección pro tv del "acorazado potemkim". Aún recuerdo el primer curso de cine, de los muchos que hice la facultad, hace años. En los que aprendí a diseccionar películas, y a su vez a valorarlas como expresiones del llamado "septimo arte". Pero es que mientras observaba la escena del carrito de bebé despeñándose escaleras abajo, que más tarde plagió Brian de Palma (*) en Los intocables de eliott ness, me percaté de que semejante prodigio narrativo me dejaba completamente indiferente. Dediqué pues, 10 segundos, a que mi mente rememorase unas cuantas imágenes cinemátográficas que han quedado improntadas en mi cerebro y salió lo siguiente:

Uma thurman matando a 88 chinos con una espada "de marca", bill murray secuestrando una marmota, meg ryan fingiendo un orgasmo, julieta serrano montada en moto disparando a un taxi, Celeste talber dedicando a sus copañeros su quinto emmy por "el sol también se pone", melanie grifith y joan qusak caminando pal curro, bill murray otra vez diciendo algo al oído a scarlett johanson que el espectador es incapaz de oír, LUKE, SOY TU PADRE!!!!...

Sé que con semejantes precedentes jamás me invitarán a la tertulia de Garci, y mira que me jode, en serio.

(*) La pantalla partida de Brian de Palma me parece el recurso narrativo más txanante de la historia del cine.

lunes, enero 24, 2005

VENTE PA MADRID, VENTE JOSELÍN

Estoy en casa delante de mis apuntes de historia de la ilustración, estudiando las vanguardias. Me mola el Constructivismo la que más y lo que más me txana es que no hay ninguna vanguardia que incorpore el folklore popular, del que no soy nada amigo a priori, aunque este mes de mayo me lo pasé pipa en el Park well de Barcelona, con mi amigo P.G. en un concierto de sardanas (que por cierto todavía no me he hecho con ningún dijco de este baile en cuestión).

Digo esto, porque el otro día se enfadó conmigo un amigo mío que es de Jaén, porque comenté que yo detesto el acento andaluz como forma de expresión artístico-musical, sobre todo si la pedorra que estaba cantando en ese momento en concreto, cuyo nombre no mencionaré para no contaminar mi impoluto blog, es de Badajoz. Él me dijo que si no pensaba que yo era un poquito nazi. Yo le contesté con una frase de una de mis películas favoritas, diciéndole que no tenía ni puta idea de lo que era la postmodernidad (que es lo que debería haber manifestado el príncipe William el otro día ¿O es que quizá no era ironía?). Yo no me considero una persona nazi por razones más que obvias, con lo que sí me identifico es con un centralismo súper exacerbado, así que para que no me guardase rencor, le he prometido que a partir de ahora repartiré mi odio y desprecio por igual entre las distintas comunidades autónomas.

domingo, enero 23, 2005

MIENTRAS TANTO MIRO LA VIDA PASAR

“Hoy no va a ser la noche más especial de mi vida”, es lo que me digo a mí mismo todos los sábados frente al espejo cuando me afeito antes de salir, cuando me pongo mi mejor camisa, solo para que llegue a casa con un olor a humo insoportable y quede inservible para una segunda puesta, directa a la lavadora. Lo peor de todo es que siempre se cumple mi pronóstico. Ayer al menos pude ver una peli que me gustó (Sky captain and the World of tomorrow). Claro que ahora ya me he puesto hora tope. A las 3 pa casita, que al día siguiente toca rastro.

Hoy en el rastro me he encontrado con Alaska, no es que nos conozcamos ni nada parecido, qué más me gustaría a mí. Me he cruzado con ella por la calle, e iba totalmente camuflada, pero no camuflada como va Rocío Jurado o Ana Obregón, con veinte kilos de laca y unas gafas de sol mega-estridentes. No, iba con el pelo metido en una gorra, un abrigo negro, y unas gafas de sol muy discretas ¿Por qué la he reconocido? Porque su marido va vestido de travesti y se le ve a la legua. Querida Olvido Gara, (por si esto llega a sus oídos) si quieres ir por la calle sin que te reconozcan, no te olvides de dejar a tu marido en casa.

Un fan que te adora.


sábado, enero 22, 2005

HE VUELTO, A PESAR DE QUE AÚN FALTAN DOS DÍAS PARA QUE P.G. GANE LA APUESTA

Hay un defecto que tenemos los madrileños: nuestra obsesión por la espontaneidad. Queremos ir al cine, a ver la película que nos apetece, que se acaba de estrenar ese viernes, y no encontrar colas para sacar las entradas y pillarlas fila siete, centraditas, con tan solo pasarnos por la taquilla de una sala del centro en la última sesión de un sábado, quince minutos antes de que empiece la película. ¿Qué por qué no compro los tickes dos horas antes? Porque sino sería planearlo, crear expectativas sobre la película, a la que más tarde juzgaríamos más duramente. No nos lo pasaríamos igual de bien, aunque hiciéremos lo mismo. Y además, a las ocho nos puede apetecer ver esa película, pero ¿Y si a las diez, después de haber bebido diez cañas, lo último que se nos antoja es meternos en un cine? Esto implicaría que una persona sensata, antes de pedir la tercera ronda, nos gritase: “oye, cortarse un pelo que tenemos que ir al cine!” Y los demás le crucificarían allí mismo en plan: “Sí, mamá” o lo que es peor “Ya saltó la marijesu!” ¿A que no os gusta que os asignen ese rol dentro de un grupo? Claro.

Ayer recordaba mis tiempos de universitario, cuando repentinamente alguien se percataba de que hacía demasiado buena tarde para estar metidos en una biblioteca, que nos podíamos pillar unas cervezas y unos bocatas y comerlos en el parque del oeste, y después, si nos apeteciese, meternos a un cine de la plaza de los cubos a la sesión de las cuatro, a ver “cualquier cosa que pongan que veamos que nos mola” con la típica gente que va “sola” al cine. Si la película era mala luego nos dejcojonabamos recordando los detalles más surrealistas, y si era buena, quedaba eliminado el cargo de conciencia por no haber estudiado, y seguíamos flipados con el film, siempre delante de un café de un cutre-bar de a la vuelta de la esquina. Llega un día, en que a la gente no le apetece tirarse en el césped, por si se mancha. Creo que mi madre tiene unas cortinas viejas por casa con las que podré confeccionar unos trajecitos de campo igualitos que los de “sonrisas y lágrimas”, qué bien lo vamos a pasar, ya vereís.

martes, enero 11, 2005

PICASSO, ESE GRAN ALFARERO

Hoy en clase de fotografía me ha tocado ser el paño de lágrimas de Marcial, mi profesor. Lamentándose de lo dura que es la vida cuando no se es más que un mediocre, porque ha visto los dibujos de uno de mis compañeros, que es bastante bueno, la verdad. Yo al principio pensaba que se estaba refiriendo al trabajo que le acababa de entregar: “textura, volumen y ritmo”, del que me siento bastante orgulloso, para variar. Me asquea tanto egocentrismo, que un tio que trabaja 4 horas al día en meses lectivos ganando una pasta, venga a sentir celos de un pobre chaval que tiene que matarse a vender fanzines en las convenciones de comics para poder seguir comprándose papel archer. Pena de muerte.

¿Quién dijo que en la vida solo hay sitio para lo genios? ¿Es que los mediocres no tenemos derecho a expresarnos? ¿Quién decide quién es genio y quién no lo es? Ayer en clase de historia, nuestra profesora nos preguntaba sobre nuestra etapa de Picasso favorita. Al unísono, todo el aula respondió que lo único de este artista que txana realmente es la cerámica. Ella nos llamó irreverentes, y no necios, puesto que conocemos al dedillo toda la obra de este señor. También nos felicitó por nuestro buen gusto, ya que coincide con el de ella.
Para guinda me ha llamado mi primo, que acaba de participar en el concurso “cifras y letras”. Ya era hora, lleva enviando postales desde 1991. Él es ingeniero aeronáutico, pero trabaja en el negocio familiar, una charcutería (un mediocre, pensareis). Ha grabado 19 programas en 3 días y le dijeron que se llevase mogollón de camisetas para que pareciesen que hacían un programa por día. Ha ganado 18 veces, puto amo. Y le han eliminado en el 19, “porque acabas empanándote”, me ha dicho. Al presentador ya no se le ocurrían más chascarrillos introductorios y acabó soltando nosequé de una “salchicha voladora” pffff!. Va a estar saliendo un mes por la tele. La presentadora de cifras le ha tirado los tejos sin importarle que esté casado, sea padre de familia o charcutero, debe ser la erótica de los campeones de concursos televisivos. Ha ganado unos 10.000 euros, ahí si que me ha dolido. Ya nunca más me consideraré mediocre, tan solo un auténtico jilipollas.





lunes, enero 10, 2005

LOS TXULOS SON PA´CUIDARLOS

Estoy viendo un cine tan bueno últimamente, que creo que voy a volver a suscribirme a la Biblia del séptimo vicio, es decir, al fotogramas, pa no perder ripio de la actualidad cinematográfica y adoctrinarme con sus documentadas e imparciales críticas a pies juntillas. La última joyita de la cartelera es “Alejandro Magno”.Por supuesto que aquí el espectador va sobre seguro, una obra de Oliver Stone (ejcritor y director) nunca decepciona a sus acérrimos seguidores, entre los que me incluyo.¡Qué repartazo!: Anllelina yolí, Bullseye, y el puto amo, o sea, Val kilmer, en un papel de composición merecedor de un ojcar. Dura tres horitas de nada, que se pasan en un pliki ¿Quién dijo que lo bueno si es breve? ¿Lo que más me ha gustao? Todo, porque no ha habido ningún instante de decaimiento. Aunque si me tengo que quedar con algo, me quedo con la escena de la clase magistral de Aristóteles, con los planos detalle de los pergaminos escritos en inglés impresos del Word y con el cameo de Antígona, por si luego algún criticutxo facineroso, de esos que ven cine de Julio Médem y toman cañas en el Bonano, le acusa de hacer cine comercial pa la txusma. Qué diálogos!, o sea, qué epitafios! El deuvedé caerá, edición extendida con escenas eliminadas. No merece menos.

El blog de hoy se lo quiero dedicar a Marina, mi profesora de proyectos, que hoy me he enterado que ha estao en la uvi, pero que ya está fuera de peligro y la han trasladado a planta. Ponte buena pronto, bueno, muy pronto tampoco, que voy retrasao con la fecha de entrega de las ilustraciones para el libro infantil. Lo siento, lo mío son los super-héroes.

sábado, enero 08, 2005

MI MUNDO, TU MUNDO, LOS DOS SON IGUAL, SI EL RESTO DE LA GENTE PASA Y NOS MIRA MAL.

Nada más volver de Lisboa, dejé las maletas en casa y marché a un concierto del grupo ELLOS, que me gustan bastante. Son un grupo tonti-pop con melodía ultracomercial, que deben su nombre a una escena de la película “Laberinto de Pasiones”. En este tipo de eventos, lo único mejor que la música es el público. Pero no voy a hablar de de ello, ya que mis colegas lo han hecho con mutxo más talento. Quiero mencionar yo también, al famoso curro, el del sintetizador, de la escuela de Bruno Marcelli, que no se si es su nombre real o artístico, pero ya es casualidad que se llame igual que la teclista más guapa y txanante de la historia del pop español, Ana Curra y que cercioro que fue lo mejor de la noche, y el listón era súper alto, creedme. El momento climax fue cuando en los bises, pidieron que subiera al escenario una chica del público voluntaria para hacer la réplica femenina (rollo pimpinela) a un tema musical. Subieron dos niñas, ¿cómo describirlas y hacerles justicia? Ay. Estas pequeñas no debían tener más de quince años, calzaban zapatos de charol, chapas prendidas por doquier, bisutería multicolor, bolsos de pop-land, incluso una de ellas se había puesto una corbata de estilo inglés. La rivalidad entre ambas era manifiesta, aunque la auténtica vencedora fue la que llevaba implantado un corrector dental, era el complemento definitivo, una auténtica chica de portada de...

La diferencias principales entre Madrid y Barcelona son dos. Una es que mientras que aquí no paran de abrir cines con sesión golfa, en Barcelona chapan el único que queda, y la otra es que aquí hace años que se agotó el stock de “jo tías” que había en las tiendas, y allí este mes de Mayo todavía quedaba una remesa de unos doscientos ejemplares, que yo viera, en “Freaks”, la que se supone es la tienda más cool del gremio. En esta publicación tú podías encontrar monográficos de John Huges, o entrevistas a Paloma del Río, la comentarista deportiva de la gimnasia rítmica, que tiene legiones de fans. Terminado el concierto nos marchamos a casa paseando, eran las once de la noche de un martes, no nos fuimos de cañas ni nada, y no es que no hubiera donde ir, puedo decir 15 locales de carrerilla, sin salir de la zona de Cea Bermudez. En definitiva, he vuelto a casa.


Ana Curra

PRETTY IN PINK

No me puedo creer que tenga mi propio blog y todavía no haya colgado ningún monográfico de Molly Ringwald.






















viernes, enero 07, 2005

BORN TO PORN

¿Puede haber un placer mayor que descubrir un grupo nuevo que mole? ¿A que no? Claro, pero no unos artistas conciliadores, “ que gusta a las madres/una canción/que dice cosas bonitas”. Las bandas con auténtico talento son aquellas que cuando las pinchas te creas enemigos acérrimos hasta el fin de tus días, pero te dan la oportunidad de conocer a tus almas gemelas.

El otro día estaba en la fnac, buscando el disco de ALMA-X. En la sección Pop alternativo misceláneos A no quedaba ni rastro, obviamente necesitaba ayuda. Tenía que encontrar un dependiente con muchas chapas en el chaleco, ya que el número de las que lleva prendidas es directamente proporcional a la cantidad de grupos indie que conoce.

Yo – Hola, estaba buscando el disco de alma-x
Dependiente – Esta mañana nos quedaba uno.

Frunció el ceño, se quedó 3 segundos pensando, dio media vuelta y abrió un cajón del que sacó el CD. El corazón me latía a cien por hora, el material tenía que ser de primera.

ALMA – X : IMPACTO

Nueva y romántica.

Una canción/que se pega a la primera/pero que hay que escuchar dos veces/para entenderla

Dinero (canción de amor)

Contrata al mejor productor/ Stock, Aitken,Waterman, /A ver si arreglas este desastre de voz.

Heavy metal

Él ya lo sabía/ antes que suya fuiste mía/ que no se queje, tía/ antes que suya fuiste mía.

Twin Power

Torre uno torre uno/ quiero que me des por culo/ torre dos torre dos/ mira! Que ahí viene el avión

Mata a tu novio

No te conformes con dejarle/ lo que tienes que hacer es matarle/ evita futuras tentaciones/ y descarta reconciliaciones

Crimen en Levante

Papá mamá no quiero salir/ soy demasiado joven para morir/ solo tengo 15 años/ alguien ahí fuera quiere hacerme daño

Sonar

No vayas al sonar/ jipis con perros y antorchas bailando en el sonar.








jueves, enero 06, 2005

BANDS REUNITED

Tras un intenso y poco estimulante fin de semana cultural lisboeta, decidimos darnos el lunes libre para perdernos un poco de vista los unos a los otros. Así que me organicé un día estupendo haciendo lo que más me divierte, ir a las tiendas de comics y a la fnac, la de allí, claro. Llegué de vuelta al hotel a tiempo de ver mi programa favorito de la VH1: “bands reunited”. Para los que no lo conozcáis os informaré que es un espacio en el que un presentador decide ir a visitar uno por uno, a los antiguos componentes de un grupo que lleva años separado y les ofrece que den un concierto en directo lleno de fans que se saben todas las canciones y que retransmitirían por su canal, solo por un día. Mientras tanto les entrevistan, y les graban cuando se encuentran después de los años, y por supuesto muchas imágenes de archivo, video-clips y documentales. Yo ya he visto dos de estos programas, uno con ABC y otro con BERLÍN.

Berlín era uno de mis grupos favoritos en los ochenta. Una de esas bandas influenciadas por los dos grupos que para mí son el origen de la música, o sea Krafwerk y Sex Pistols. Tenían una imagen de morirse, y tocaban idem. La lider del conjunto es Terri Nunn, una rubia impresionante que después de 20 años sigue guapísima, seguramente debido a su otra profesión, ya que es nutricionista, alguien dijo que somos lo que comemos. A pesar de todos los años que llevaban sin verse, absolutamente todos ellos aceptaron la invitación del conductor del programa y cuando estuvieron reunidos en la sala, se abrazaban y se miraban los unos a los otros totalmente embelesados. Contaban todo lo que habían aprendido durante aquellos años y Terri comenzó a llorar media hora antes del concierto dando las gracias al programa por haber organizado todo aquel cotarro y por todo lo que significaba para ella. Hablaron de todos sus hits, Sex (I´m A), the metro, masquerade y No more words. También comentaron lo cansados que estaban del multiplatino “Take my breath away”, de la banda sonora de Top Gun, que estaba rayada y que no tiene nada que ver con la música que ellos hacen y que les mola, pero que la tienen que cantar por los fans y tal. Lo mejor de todo, es que después de este reencuentro se han vuelto a reunir para grabar un álbum, seguirán siendo electrónicos, pero mejor, porque flipan con los nuevos sonidos que pueden ahora conseguir con los avances tecnológicos.

ABC pertenecían a la ola de nuevos románticos y el solista, Martin Fry, era seguramente el más osado y glamoroso de todo el movimiento. Legendario era su traje “rondel oro”, que volvió a sacar para una de las actuaciones. En definitiva, todo maravilloso. ¿Imagináis un programa como este en España? Reunir a Objetivo Birmania, a las Vulpes, a Aerolíneas Federales, hasta Mecano tendría su punto, pero creo que nadie que txane realmente se va a volver a reunir, eso aquí solo sucede con grupos tipo Modestia Aparte o los hombre G.

Por la noche me llamaron mis colegas para que saliéramos de marcha a quemar nuestro último día de vacaciones, o sea, un lunes. Todavía hay gente que cree que Lisboa es Madrid, o que cualquier otro sitio puede llegar a serlo, pffff. Yo les dije que estaban poniendo “you are the one” de Garci (puta obra maestra) en el canal internacional de TVE, y que de ahí solo me sacaban a cañonazos. La escena en que Iñaki Miramón se declara a Lydia Bosch me la voy a aprender de memoria, un epitafio detrás de otro. Juan Diego haciendo de facha alcohólico, o sea, súper camaleónico que es el tío. Qué grande! Cómo me lo pasé! A las dos horas, mis amigos volvieron hartos de dar vueltas, más aburridos que una mona. Podría haber dicho aquello de “os lo dije”, pero estaba de tan buen humor...

Martin Fry y ABC

Terri Nunn

martes, enero 04, 2005

NÖEL

Para seguir la tradición de pasar el fin de año fuera de Madrid, la semana pasada marché a Lisboa, que es una capital europea que dista cinco horas en coche. Guía y cámara de fotos en mano, durante el fin de semana lo visitamos todo, y aunque no se puede negar que el patrimonio cultural de la ciudad tiene gran valor, no es que me emocionara sobremanera. Estaba lleno de españoles (funcionarias cuarentonas con gafas de pasta, que a falta de novio, viajan con su mejor amigo gay que viste con el jersey de cenefas más atrevido de Springfield, o sea, los mismos que ya cité aquí y que fueron a ver la peli de lleremi airons) paseando por las calles, que alzaban la vista y observaban los tendederos de ropa, rebosantes de bragas de talle alto y exclamaban: “Me encanta, es tan decadente”. Desde aquí no dejo de advertir los peligros que entraña leer asiduamente los suplementos de los diarios tipo El país de las tentaciones, o el viajero. Si no queréis acabar expresándoos así, dejad de leer estos panfletos inmediatamente.

Lo único realmente txanante y digno de mencionar de la ciudad ha sido la decoración navideña. Mientras el concejal de cultura del ayuntamiento se dejaba una pasta en alumbrar las calles con un diseño fino y minimalista, los lisboetas optaban por decorar sus fachadas con las últimas tendencias en adornos navideños, los santa-claus escaladores. Cientos de bonachonas figuras de tamaño real, subiendo escalas que colgaban de las ventanas empuñando un saco. Desde que surgieron los primeros gnomos de jardín, no habíamos asistido a una manifestación contra-cultural tan revolucionaria. Si en vez de ser madrileño, yo viviese en París, Barcelona, Tokio, Berlín o cualquier otro sitio donde se tomen todas las cosas en serio, hubiese sacado fotos de todos estos gordos barbudos que pendían de las coloridas fachadas de azulejos del barrio alto, para publicar un libro de Taschen bajo el título NÖEL (con diéresis para que parezca extranjero, ergo moderno y epatante), que se vendería en los vips a 29,95€, y me forraría de un modo descarado. Pero como soy de aquí (yo me expreso así porque soy supercentralista), me limito a descojonarme de la situación.